El bruxismo – Qué es y como tratarlo

El bruxismo es un problema que afecta a un gran número de personas, algunas sin saberlo. ¿En qué consiste y cómo solucionarlo.

¿Qué es el bruxismo?

Nuestras arcadas dentales están pensadas para deslizarse suavemente entre ellas. Tocándose solo cuando estamos masticando comida. Cuando apretamos los dientes o los hacemos rechinar de forma inconsciente, con el paso del tiempo podemos deteriorar nuestra dentadura, nuestros músculos o nuestra articulación temporomandibular.

La realidad es que todos apretamos o hacemos rechinar los dientes en ciertas ocasiones cuando estamos enfadados o ansiosos. Pero cuando esto se produce de forma regular es cuando podemos decir que alguien padece de bruxismo. Si el bruxismo persiste, como sucede en un 20% de la población durante las horas de sueño o durante el día a día, esto puede producir un efecto negativo en toda la boca. 

Los últimos estudios indican que esto se debe más al estrés y que pueden acabar formando problemas de oclusión en la mandíbula, sin embargo la combinación de maloclusión más el hábito de apretar los dientes produce más daños a todo el sistema.

Consecuencias del bruxismo

Con el paso del tiempo y de la fricción producida tanto lateral como horizontalmente, se pueden producir las siguientes consecuencias:

  • Desgaste de la parte superior de los dientes volviéndose planos y viendo reducido su tamaño. Micro roturas que pueden causar daño a los nervios.
  • Desgaste de los dientes hasta llegar a la capa de la dentina, produciendo una mayor sensibilidad al frío y al calor.
  • Recesión de las encías producida por la presión que reciben.
  • Pérdida de dientes producido por el desgaste que conlleva el bruxismo tanto en los dientes como la encías.
  • Dolor de cabeza y mandíbulas por el excesivo uso de los músculos.

Tratamiento para el bruxismo

No existe una cura para el bruxismo, pero se puede tratar sus consecuencias con un tratamiento. Las férulas de descarga son la solución perfecta para paliar todos los efectos perniciosos de esta patología y de preservar la salud dental. En ocasiones es necesario realizar un tratamiento de fisioterapia específico para la musculatura relacionada y así ayudar a mejorar el efecto de la férula. Ponte en contacto con nosotros para que podamos evaluar cúal es tu estado, si sientes que padeces los síntomas que hemos explicado en este apartado. No olvides que tu boca forma parte de tu cuerpo y cuidarla es algo muy importante.

Férula de descarga

La férula de descarga es un tratamiento que consiste en realizar unas placas de plástico transparente de unos 2-3 milímetros de grosor, adaptadas a la boca de cada paciente. Estas placas se colocan en cada una de las arcadas dentarias (superior e inferior) con el objetivo de impedir el contacto entre los dos pares de dientes. De esta forma no existe contacto alguno por lo que se evita el desgaste producido por la fricción o presión de los dientes mientras dormimos o mientras estamos en nuestra rutina diaria. En Stomatek preferimos, en la mayoría de los casos, hacer un férula de descarga apoyada o colocada sobre la arcada superior.

Este tratamiento es la mejor solución para todos aquellos pacientes que padecen el bruxismo y que se quejan de dolor en la mandíbula y otros dolores cervicales. Además de evitar el contacto entre los dientes, se consigue una posición relajada y normal de la articulación de la mandíbula, ayudando a reeducar a los músculos que causan el problema eliminando la tensión provocada por la presión y el contacto entre los dientes superiores e inferiores.

Aunque este tratamiento es muy efectivo, no supone la eliminación del problema, dado que el bruxismo es una condición multifactorial influenciada en mayor medida por el estrés nervioso. Así que es algo que hay que tratar desde varios frentes, y sobre todo controlar sus síntomas.

¿Duele una férula de descarga?

No, la férula no duele. Al principio es un poco molesta pero mediante los ajustes que se realizan, todos los pacientes se acostumbran rápidamente a su uso. Los primeros días puede producirse un exceso de salivación dificultando el habla. Todo y con eso, los pacientes se acostumbran rápidamente y pueden notar la mejoría en muy poco tiempo.

¿Qué cuidados requiere una férula de descarga?

Las férulas de descarga necesitan de una revisión periódica para asegurar su correcto funcionamiento. Las normas que se deben seguir son muy sencillas:

  • Mojarla antes de colocarla.
  • Colocarla con los dedos.
  • Quitarla tirando simultáneamente de ambos lados.
  • Mantener una higiene de la férula tanto después de retirada como una más profunda de vez en cuando con pastillas especiales.

Si quieres que te ayudemos a tratar un problema de  bruxismo y así puedas evitar las graves consecuencias que puede ocasionar, no dudes en ponerte en contacto con nosotros para darte una atención personalizada.